La Genómica Nutricional es el campo científico donde la nutrición tradicional se une con el conocimiento genómico actual.

La Genómica Nutricional ha permitido la transición desde la nutrición clásica a la nutrición molecular.

La Genómica Nutricional desarrolla y puede ofrecer programas de estilo de vida y de nutrición personalizados y precisos para prevenir enfermedades comunes y multifactoriales.

¿Somos lo que comemos o podemos comer según lo que somos?

helix
Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender.

– Maria Skłodowska-Curie (1867 – 1934)

Los beneficios que se pueden obtener si la genómica y la genética se incorporan en la prevención de las enfermedades multifactoriales y asociadas con la dieta son enormes. El campo de la Genómica Nutricional es un campo multidisciplinario y se considera el futuro de la investigación nutricional y de la prevención de las enfermedades relacionadas con la dieta.

 

Este futuro ya está aquí.

¿QUE ES LA GENOMICA NUTRICIONAL?

El primero que declaró, en sus otras palabras, que el ¨supermercado¨ de hoy será la ¨farmacia¨ de mañana era Hipócrates (460-370 B.C.):

 

“Que la medicina sea tu alimento y el alimento sea tu medicina.”

La Genómica Nutricional tiene el objetivo de:

 

  • Prevenir enfermedades relacionadas con la dieta
  • Desarrollar tratamientos nutricionales precisos, personalizados y basados en evidencia.
  • Contribuir en la salud pública.

La Genómica Nutricional consiste en dos componentes, que, en realidad, son las dos caras de la misma moneda: la nutrigenética y la nutrigenómica. Ambas, se centran en las interacciones entre la nutrición, los genes y nuestra salud. A pesar de sus similitudes, esas dos áreas tienen también diferencias conceptuales relacionadas con la información que nos puede aportar cada una de ellas.

 

NO TODOS ESTAN CORTADOS POR EL MISMO PATRON

 

La Genómica Nutricional nos ayuda a explicar las diferentes respuestas obtenidas cuando personas diferentes siguen el mismo tratamiento nutricional.

 

La Nutrigenética nos informa como la nutrición influye de manera personalizada a cada uno de nosotros, en función de nuestra huella genética. Esa “huella” es los que nos hace únicos y nos diferencia entre nosotros. Nuestra huella genética es responsable de nuestro color de ojos, de la calidad de nuestra piel, del color de nuestro pelo, pero también es responsable, en gran medida, de cómo nuestra alimentación afecta nuestra predisposición de padecer enfermedades comunes, multifactoriales. La Nutrigenética es aquel campo científico que identifica expresamente las diferencias heredades sobre las cuales podemos actuar y modificar su efecto mediante nuestro estilo de vida y hábitos alimenticios. Nuestra ingesta alimenticia diaria es uno de los factores ambientales al que estamos permanentemente expuestos, desde nuestra concepción hasta la muerte.

Principalmente, los marcadores genéticos que la Nutrigenética analiza son los polimorfismos de nucleótido único (Single Nucleotide Polymorphisms, SNPs) que no cambian a lo largo de nuestra vida. Nacemos con ellos y ellos constituyen nuestra huella genética.

Cambios en nuestros SNPs son, en realidad, cambios en una de las cuatro letras de nuestro ADN. ¿Qué podría significar el cambio en una sola letra? Vale la pena pensar en el paradigma de las letras, palabras y frases que usamos para comunicarnos.

 

Por ejemplo, las palabras inglesas FAT (que significa gordo) y la palabra FIT (que significa en forma).

fat-vs-fit

Un solo cambio de letra, si en vez de A ponemos I, es capaz de producir un tremendo cambio en el significado de la palabra.

 

Por otro lado, el ejemplo de una chica que se llama ANNA. Si se escribe ANNA o ANA, eso no va a cambiar el hecho que la chica responderá, si la llamamos.

fat-vs-fit

De manera igual, la Nutrigenetica identifica exactamente que letras son aquellas que marcan la diferencia entre las ¨palabras¨ del ¨libro¨ de nuestro ADN e intenta ¨editarlas¨ adecuadamente aplicando las recomendaciones de estilo de vida y de hábitos alimenticios precisas para cada uno.

 

La Nutrigenómica identifica como nuestra alimentación y patrones dietéticos concretos son capaces de modular la expresión de nuestros genes, en conjunto, de manera positiva o de manera negativa. La expresión génica sí que puede cambiar a lo largo de nuestra vida, principalmente a causa de los factores externos y medioambientales. Esos factores favorecen o perjudican. En esa nueva etapa de la Nutrigenómica mucha atención se está prestando en el papel de nuestros genes a la hora de realizar estudios nutricionales de manera que el enfoque de tales estudios está ahora en los mecanismos, detallados y moleculares que se podrían usar para prevenir enfermedades complejas y no solamente tratar deficiencias nutricionales.

 

  • Despierta tu vigilancia y tu precepción.
  • Vigila y actualiza tus conocimientos sobre TU salud.
  • Cada uno es único. ¡Trátate como tal!

¿QUE NO ES LA GENOMICA NUTRICIONAL?

La Genómica Nutricional no es una dieta milagro.

 

La Genómica Nutricional no da soluciones a corto plazo, pero ofrece prevención a largo plazo.

 

La Genómica Nutricional tiene efectos que no se pueden comparar con los efectos de estudios farmacogenómicos. Existen diferencias fundamentales entre la nutrición y el tratamiento con medicamentos, píldoras y/o pastillas:

 

  • La Genómica Nutricional involucra a su práctica la complejidad y variabilidad de los patrones dietéticos y de los numerosos hábitos de estilo de vida mientras que la farmacoterapia trata compuestos sintéticos, puros y únicos, como son los medicamentos.
  • Los nutrientes y los patrones dietéticos, a contrario con lo que pasa con los medicamentos, pueden alcanzar concentraciones altas, diariamente, sin convertirse en substancias toxicas.
  • El efecto de los nutrientes y de los patrones dietéticos en nuestra salud y bienestar es resultado de una continua sinergia entre ellos y se produce de manera acumulativa a lo largo de nuestra vida.

¿COMO FUNCIONA LA GENOMICA NUTRICIONAL?

how-does-it-work

El año 2001 se publicó por primera vez la secuencia completa de nuestro genoma humano y un gran número de datos novedosos y valiosos se hicieron públicos de manera que los científicos e investigadores de todas las disciplinas pudieron disponer un gran abanico de nuevas posibilidades para estudiar las interacciones entre nuestra información genética y genómica y los factores medioambientales, como por ejemplo es la dieta.

El genoma humano contiene aproximadamente 2,9 billones de nucleótidos o 30.000 genes, y parte de ellos está involucrado en vías metabólicas. La mayoría de los genes que se han identificado hasta el día de hoy no causan directamente una enfermedad sino incrementan nuestra susceptibilidad y predisposición a padecerla. Eso porque existe un alto número de vías moleculares y bioquímicas que interfieren en esa predisposición.

La revolución genómica del siglo XXI facilitó el estudio de todos esos genes en el contexto de la nutrición y así nació la genómica nutricional como una nueva disciplina científica. Las interacciones continuas entre nuestros genes y la dieta ha sido siempre fundamentales para nuestra salud y esas interacciones forman parte principal de la evolución humana. La continua ¨conversación¨ entre genes y dieta ha ayudado a la humanidad adaptarse y sobrevivir en cada etapa de la evolución consumiendo nutrientes y patrones de dieta específicos. Algunos ejemplos de cómo un alimento o un nutriente puede afectar al estado del salud en los humanos existen hace muchos años. Un paradigma es la hemolisis que ocurre en algunos individuos cuando consumen habas. Esa hemolisis se debe a la falta de la enzima glucosa-6-deshidrogenasa. Otro ejemplo común son los problemas dietéticos de los que sufren los que tienen intolerancia a la lactosa, genéticamente determinada, o enteropatías asociadas con la sensibilidad al gluten.

 

La nutrición apunta a un equilibrio afinado entre muchos procesos y vías metabólicas con el fin de mantener la homeostasis y promover nuestro estado de salud. La dieta juega un papel esencial en la prevención y en el desarrollo de muchas enfermedades complejas y crónicas. A pesar de que puede ser que tengamos una predisposición genética concreta de padecer a una enfermedad o trastorno, la Genómica Nutricional nos puede ayudar a adaptar y ajustar nuestro estilo de vida y hábitos dietéticos de manera que tal enfermedad o trastorno no aparezca o que aparezca mucho más tarde en nuestra vida. Por ejemplo, podemos reducir el efecto de un riesgo heredado de sufrir, por ejemplo, diabetes u obesidad solamente mediante la adherencia a un estilo de vida adecuado desde las primeras etapas de nuestra vida.

La prevención es siempre mejor que el tratamiento

LAS HERAMIENTAS DE LA GENOMICA NUTRICIONAL

Los resultados de los estudios de genómica nutricional siempre se analizan en paralelo con los datos clínicos y /o epidemiológicos que están a su momento disponibles para cada componente y/o patrón que nos interesa. El uso de herramientas bioinformáticas para unir y analizar conjuntamente la información entre el genoma, el transcriptoma, el proteoma y el metaboloma es esencial y representa un reto cotidiano para los investigadores de la Genómica Nutricional.

 

Las herramientas bioinformáticas nos ayudan a interpretar las diferencias identificadas en genes relacionados con nutrientes y/o con patrones dietéticos que todavía no tienen una función molecular conocida. Para ese trabajo se usan paquetes bioinformáticos sofisticados que lo que hacen es agrupar grandes listados de genes en función de sus similitudes funcionales para poder facilitar su interpretación biológica. Se ha visto también que los genes relacionados con ciertas enfermedades suelen interaccionar entre ellos y presentar un bloque de funcionamiento similar.

 

Los genes relacionados con trastornos parecidos tienen también mayor posibilidad de presentar interacciones físicas entres sus productos y similitudes en su perfil de alta expresión lo cual soporta la noción que existen diferentes módulos funcionales característicos de cada enfermedad. Las técnicas cuantitativas como los microarrays de alta densidad, la reacción en cadena de la polimerasas en tiempo real conocida como real-time poly-chain reaction (PCR) y los métodos sofisticados de secuenciación masiva se usan hoy en día para medir con precisión los cambios sutiles que suceden a nuestro ADN.

¿COMO ELEGIR UN TEST NUTRIGENETICO DE CALIDAD?

helix2

El valioso potencial y los novedosos resultados de la genómica nutricional han atraído rápidamente el interés del mercado actual de manera que, hoy en día, se puede encontrar diferentes opciones de pruebas nutrigenéticas que todas apuntan a facilitarnos información sobre nuestra predisposición genética. De todos modos, y a pesar de la facilidad que esas pruebas pueden llegar al consumidor, tenemos que actuar con cuidado y preocupación a la hora de elegir una prueba nutrigenética u otra. El criterio principal y fundamental tiene que ser su evidencia científica sólida. Aquí, facilitamos tres simples pero esenciales puntos para fijarse y evaluar bien, antes de elegir una prueba nutrigenética:

 

      • El conjunto de los marcadores genéticos que se examinan.
        Según la medicina basada en evidencia solamente el nivel alto (I o II) de evidencia científica es capaz de generar recomendaciones nutricionales para la población general. Las intervenciones aleatorizadas, controladas y de doble ciego y también los grandes estudios de cohorte, hasta cierto nivel, son aquellas que pueden proporcionarnos con la evidencia requerida para formular recomendaciones. La selección de cada uno de los marcadores genéticos que están incluidos en una prueba genética tiene que tener soporte científico solido basado en intervenciones, replicaciones y estudios de verificación publicados en revistas científicas internacionales de alto impacto.

 

      • Las técnicas de laboratorio.
        La técnica de genotipado es el método principal que se usa en los laboratorios que realizan pruebas nutrigenéticas. Todos los procesos y técnicas tienen que estar certificadas y validadas por autoridades oficiales y el laboratorio, en su totalidad, tiene que pasar periódicamente auditorias de alto nivel.

 

      • La interpretación de los resultados.
        Una presentación simple de los resultados de genotipado, aunque sea muy completa, no es suficiente para que entendamos e interpretamos correctamente el significado profundo de nuestros resultados nutrigenéticos. La asistencia de un profesional especializado en la genómica nutricional es fundamental e imprescindible para que nos ayude no solamente a entender los resultados sino además a poder incorporar los cambios necesarios en nuestro estilo de vida y en nuestras prácticas cotidianas. Las técnicas de coaching ayudan perfectamente en adaptar y seguir con más facilidad las nuevas pautas cotidianas acorde con nuestro perfil nutrigenético.

Si consigo ver más lejos es porque he conseguido auparme a hombros de gigantes.

– Isaac Newton (1642-1727)

¡QUIERO SABER MÁS!

La nutrición es el único factor medioambiental al cual estamos expuestos cada día y a varias veces per día. También, la nutrición es el único factor medioambiental que podemos controlar totalmente a lo largo de nuestra vida. Desde la concepción y el nacimiento hasta la muerte. Sabemos que la nutrición está implicada en la patogénesis y el desarrollo de numerosas enfermedades poligénicas y complejas.

Desde el punto de vista de la Genómica Nutricional los nutrientes actúan como señales dietéticos al entrar nuestro organismo. Las células detectan esas señales y las transmiten de manera que influyen la expresión de los genes, de las proteínas y en consecuencia de la producción de los metabolitos. La estructura molecular de cada nutriente que entra nuestro organismo determina las señales concretas que se van a emitir y las vías moleculares concretas que se verán afectadas por esas señales. Incluso un pequeño cambio en la estructura de las moléculas que generan esas señales, como es por ejemplo el caso de los ácidos grasos saturados (SFA, por sus siglas en ingles) versus los ácidos grasos monoinsaturados (MUFA) es capaz de provocar diferentes cambios en las vías moleculares afectadas.

 

La Genómica Nutricional tiene el objetivo de identificar los genes y sus marcadores genéticos que están involucrados en la modulación del riesgo en padecer enfermedades relacionadas con la nutrición y la dieta.

La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibro hay que seguir pedaleando.

– Albert Einstein (1879–1955)

ENFERMEDADES COMUNES Y MULTIFACTORIALES

La mayoría de las enfermedades comunes de las que sufre la gente, principalmente en las sociedades avanzadas, son enfermedades crónicas, complejas y multifactoriales. Esas enfermedades, como la obesidad, la diabetes tipo II o las cardiovasculares, se caracterizan por fenotipos complejos desarrollados poco a poco a lo largo de nuestra vida influenciados por varios factores externos y medioambientales. Esos fenotipos, una vez desarrollados (por ejemplo sobrepeso), suelen seguir acompañando la persona durante mucho tiempo, resultando en características crónicas.

Las enfermedades complejas también se llaman poligénicas exactamente porque existe un gran número de genes y de interacciones entre esos genes que son los responsables para la aparición y el desarrollo de esas enfermedades, de manera que no podemos ¨culpar¨ solamente uno de ellos. En las enfermedades poligénicas no se puede aplicar la noción de “un gen-una enfermedad”.

Las enfermedades complejas, como las cardiovasculares (CVD), son la principal causa de muerte en los países industrializados. Actualmente, las enfermedades cardiovasculares cuentan con más de 12×106 muertes anuales en todo el mundo y representan un paradigma de trastornos multifactoriales donde múltiples factores de riesgo genéticos y también modificables se combinan para modular el desarrollo de la enfermedad.

El tratamiento de esas enfermedades complejas y multifactoriales, que suelen ser crónicas, es imprescindible que empieza pronto en la vida y que abrace todas las diferentes facetas de cada condición de manera holística y actualizada. Eso significa incluir conocimientos de los mecanismos moleculares que actúan en cada fase de la enfermedad y de como ellos se podrían verse modificados. La Genómica Nutricional analiza todos los cambios múltiples, minoritarios y de sinergia que suceden en las respuestas genómicas y genéticas relacionadas con la nutrición y la salud y no se enfoca solamente a estudiar respuestas producidas de una sola molécula, práctica que suele usarse en el campo de farmacoterapia. El porcentaje de los factores genéticos y medioambientales que contribuye en cada enfermedad compleja para cada uno de nosotros es un tema 100% personalizado.

 

Cada uno de nosotros es único y merece
un tratamiento personalizado y preciso de su enfermedad compleja.

LA INVESTIGACION CONTINUA

Los grandes retos científicos que plantea y estudia la Genómica Nutricional están afrontados conjuntamente en organizaciones nacionales e internacionales de alto nivel. (Figura). Su éxito se basa en los esfuerzos de colaboración entre científicos de diferentes disciplinas como son por ejemplo la nutrición, la biología molecular, la biomedicina, la genómica y la bioinformática.

error: THIS CONTENT IS COPYRIGHT PROTECTED.
If you wish to share this content, please contact us info@dnanutricoach.com