συναισθηματική-πείνα

¿COMEDOR O COMEDOR EMOCIONAL?

¿Por qué no puedo controlar y perder peso?

Quizás porque como mucho, quizás porque no dejo de comer, y quizás porque… ¡simplemente me gusta comer! Sí, estas son las respuestas obvias a la pregunta de por qué tengo tantos problemas en controlar mi peso y mejorarlo; por qué siempre pongo kilos fácilmente y por qué me es tan difícil perderlos. De igual manera, las respuestas obvias “fáciles” o soluciones a las que estoy acostumbrada/o a escuchar cuando “alguien” desea (o no) ayudarme a perder mi peso extra son: “…deja de comer carne, deja de comer pan, azúcar, harina, cuenta las calorías, apúntate al gimnasio, bebe esta infusión, tómate este suplemento, deja de cenar, haz meditación…”. Y cuando todas estas singulares soluciones “fáciles” no funcionan, cuando los kilos no se van, o pero, cuando se van y cuando vuelven, ese mismo “alguien” continúa ayudándome diciendo “…estabas equivocado, no tienes fuerza de voluntad, no lo has intentado lo suficiente, hay algo mas, hay algo nuevo, algo que tienes que corregir…”.

El gran secreto sobre la obesidad es uno: NO EXISTE REALMENTE. No hay secreto.

La causa de la obesidad

La causa de la obesidad, la causa de por qué yo como mucho, la causa de por qué como mucho, la causa de por qué no puedo mejorar mi peso no es una sino muchas. Las causas son demasiadas, complicadas, complementarias unas a las otras e interdependientes. La obesidad es una enfermedad multi-disciplinar con complejas y múltiples causas que requiere un tratamiento y un acercamiento también multi-disciplinar. Comenzando por nuestro ADN, nuestras susceptibilidades genéticas, nuestros genes y continuando con las modificaciones de nuestra dieta, estilo de vida y psicología.

¿Qué es un comedor emocional?

El término comedor emocional está reconocido hoy por la comunidad científica como un rasgo que puede cuantificarse y tratarse. Es un comportamiento donde se come para alimentar las emociones más que el hambre fisiológica real. Muchos casos de obesidad tienen sus causas en un apetito emocional más que en otras. El tratamiento efectivo de la obesidad, de una vez por todas, comienza cuando la persona entiende y se da cuenta de que ninguna solución o píldora mágica especial, nueva, “perfecta”, curará su tendencia a comer, a acumular calorías, y a reproducir el mismo modelo cerebral de recompensa a través de la comida.

 

Control del peso

La gran razón por la que no puedo controlar mi peso es en realidad todo lo mencionado arriba, todos los mitos y todas las guías de nutrición que he estado haciendo, bien o mal, todas las sensibilidades genéticas que nunca he aprendido a interpretar pero que les he dejado que me influencien y que ganen la “batalla”. Todo lo mencionado, las peculiaridades de mi carácter, mi personalidad, mi trabajo, mi familia, mis hábitos, mis amigos, mi sociedad, todos estos ingredientes y muchos mas, trabajan juntos en armonía, de forma sinérgica y desde edades tempranas para modelar lo que se llama un medio ambiente obesogénico que ha trabajado de manera silenciosa para me, y sin me, y que me compaña a lo largo de toda mi vida.

Tratamiento de la obesidad

El tratamiento esencial de la obesidad es mucho más profundo y no está relacionado únicamente al hambre física que llega desde mi estómago sino también del hambre emocional que llega desde mi cerebro. El hambre emocional satisface los vacíos emocionales o necesidades, mientras que el hambre física llena el estómago al igual que la gasolina llena el depósito de nuestro coche. Un tratamiento efectivo de la obesidad lleva tiempo, persistencia, y empieza desde el momento en que la persona entiende que la obesidad es un desorden del comportamiento y del estilo de vida.

Comportamiento y estilo de vida

En ese momento, la persona querrá empezar cambiando y corrigiendo la esencia de este desorden: comportamiento y estilo de vida. Las correcciones incluyen mucho más que el gimnasio, el pan, y las porciones de carne. Estas correcciones incluyen sentimientos, empoderamiento, auto-confianza, recompensa, auto-realización, hormonas, ADN y mucho mas de lo que nuestro plato pueda contener. Los tratamientos efectivos de obesidad necesitan tiempo y este tiempo depende de las necesidades de cada uno. El tiempo requerido no es algo que tenemos sino el que nos dedicamos. Nos dedicamos tiempo cuando nos ponemos a nosotros mismos en primera fila cuando nos consideramos una prioridad. Entonces, podremos vencer a la obesidad. Sí, sí, es nuestra elección. Una elección de las difíciles, de las dolorosas, de las que movilizan cosas y de las que hacen que el tiempo que pasa cuente.

Busca las causas, no los síntomas

Si tienes problemas de obesidad y de sobrepeso crónico, no te desanimes, y no busques soluciones ni píldoras mágicas. Busca las causas y no sólo los síntomas. Te puedes ayudar, puedes cambiar y puedes lidiar con la obesidad. Reserva hoy tu sesión gratuita de 30 minutos y te informaré de cómo la metodología de Nutrigenética Aplicada y el Food Coaching® te pueden ayudar de una vez por todas.

 

Por la Dra Valentini Konstantinidou, RDN, MSc, PhD.
Investigadora de Nutrigenetica- Profesora Lectora
Colegiada 
Nutritionista-Dietista, Tecnologa de Alimentos, 

Miembro de la Sociedad Americana de Nutrición

Fundadora de DNANUTRICOACH®

 

 

Reserva una sesión gratuita introductoria de 30 minutos con la Dra. Konstantinidou aquí